Más que un ingreso, una terapia contra el dolor

Más que un ingreso, una terapia contra el dolor

Más de 500 mujeres refugiadas sirias se reúnen cada día en los centros sociales donde la ONG Sonrisas y Aceitunas ha creado talleres de bordados. Allí se sienten seguras, por un momento se olvidan de lo que la guerra les ha quitado, comparten proyectos y esperanzas y encuentran una terapia contra el dolor.

Muchas eran antes sólo amas de casas. Ahora son el principal sustento económico de sus familias. Otras tenían negocios y ejercían como profesionales y se encuentran en un lugar donde sus estudios ya no valen nada.

Aprenden unas de a ser resilientes, a ejercer sus derechos como mujeres, trabajan por las generaciones futuras y luchan por la paz con la palabra. Juntas tejen un futuro de esperanza.

  • Últimas entradas

  • Pulsera Solidaria #W4C

    pulsera-solidaria

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies